San Miguel de Arcangel

Socialismo y justicia social

La palabra socialismo fué acuñada bastante recientemente en las discusiones reglas. Es sustancial comprender precisamente lo que es el socialismo para asegurarse de que se puede utilizar el vocablo de manera correcta e detectar cuando se enfrenta a un inicio socialista. Hay algunas compañias que intentan enmascarar sus principios y reglas socialistas detrás de fachadas bien diseñadas. Hace poco, la Alianza de Comunidades Religiosas, o CORC, ha enmascarado sus reglas socialistas utilizando términos como “justicia popular” en su retórica. Utilizando términos como “justicia popular”, tienen la posibilidad de lograr que sus reglas y creencias simulen en general y admisibles. De todos modos, cuando se profundiza en las reglas que CORC ha creado, se puede observar la prevalencia de creencias socialistas escritas entre líneas. El socialismo se apoya en la iniciativa de que no debe existir jerarquía en la sociedad. Para que esto sea viable el gobierno tiene una fuerte presencia en la vida de sus ciudadanos para lograr regular los medios de producción. Esta implicación decidida de las manos se piensa que crea una sociedad que no atiende y favorece a los ricos y una sociedad donde no hay explotación de los pobres. Esto puede escucharse idealista y espectacular, pero al examinarlo más intensamenta hay varios inconvenientes diferentes que emergen con una sociedad que apoya el socialismo. CORC apoya la “justicia popular” por medio de una política que ellos llaman impuestos progresivos. Ellos creen que los humanos que han trabajado duro durante su historia para conseguir dinero y hacerse ricos merecían ser gravados con un porcentaje más prominente que los humanos que no han ganado tanto dinero. La iniciativa aquí es que los que han ganado bastante dinero deberían redistribuir ese dinero a la sociedad para beneficiar a los que no tienen dinero. Esta iniciativa de que los que han trabajado duro y se han beneficiado económicamente de ese trabajo deberían ocuparse de los que no lo hicieron, no encaja bien con la mayor parte de los individuos de la sociedad de la cual formamos parte. Explotar este sistema, holgazanear y ser precaución es muy simple. Esta iniciativa de que los ricos se van a ver obligados a abandonar su dinero para proteger de los que no lo son, se puede observar en la redistribución de los capital y la redistribución de la propiedad del CORC. Raramente, en tanto que el CORC enmascara la verídica naturaleza de sus reglas con términos como’ justicia social’, no tienen ningún inconveniente en ser “un grupo socialista de bellota”. Apoyar una alianza como CORC significa apoyar la infiltración del socialismo en la sociedad de la cual formamos parte capitalista. Biografía del autor: George Mcfly fué popular como un gurú polótico y escribió varios artículos sobre el tema de los socialsim y ha estudiado sus efectos en los USA para utahacorn.com/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *