San Miguel de Arcangel

Preguntas que me hacen con frecuencia: ¿Sigues siendo cristiano?

Atrayente que me preguntes esto, como otros me hicieron esta pregunta, y sospecho que es porque por el momento no pretendo creer que el cristianismo es la exclusiva forma de comprender a Dios. No obstante, en lo relacionado a mi propio sendero de fe, me creo más católico hoy que jamás. Es verdad que hay algunas diferencias dramáticas. En su más grande parte, mi vida espiritual tiene bastante menos que ver con las creencias y bastante menos con la fe. Hay un cañón de distingue entre los dos.como la mayor parte de la gente religiosas, yo había confundido la fe por décadas. Entre otras cosas, hay bastante gente que creen en Jesús, pero, en relación a vivir por el sendero de Jesús -es decir, viviendo por el ejemplo y las enseñanzas de Jesús- no lo hacen. Tomemos este ejemplo, aunque hay varios ejemplos que podría daros. Jesús dijo:”Ama a tus contrincantes”. Lo que eso significa verdaderamente es “no tener contrincantes”. No obstante, bastante gente que van a la iglesia -quizás inclusive la mayor parte de ellos- que defenderían enérgicamente la guerra estadounidense en Afganistán e Irak. Hubo un tiempo en el que yo además podría haberlo hecho. En este momento, no obstante, me resulta muy complicado vivir según con las enseñanzas de Jesús y intentar justificar la guerra, algún guerra, simultáneamente. Sospecho que por esa razón la mayor parte de los cristianos durante la historia han mirado a San Agustín y su “Teoría de la Guerra Justa” como una forma de eludir las visibles enseñanzas de Jesús. Para mí, en este momento que me creo más católico que jamás antes, siento, si voy a decir que soy un fan de Cristo, entonces debo continuar realmente a Cristo y sus enseñanzas, en lugar de buscar alguna forma capaz de argumentar sus duras enseñanzas. A lo largo de la mayoría de mi vida adulta, pensé que ser católico consistía en creer algunas cosas sobre Dios, Jesús y la Biblia. Que ser católico tenía que ver con vivir de alguna forma – lo que por lo general significaba organizar su historia alrededor de algunos estándares arbitrarios pero culturales que alguien creó como una definición de lo que significaba ser católico. Para los bautistas en el sur, donde yo crecí y con quienes asistí a la iglesia, ser católico significaba que usted caminaba por el pasillo de la iglesia -espero que poco luego de lograr la” era de compromiso “- lo que sea que sea, mencionó que usted creyó en Jesús y renunció a sus terribles errores (que eran varios a la edad de siete años cuando este acontecimiento de” salvación “sucedió para mí), y después prometió que no” bebería, maldeciría, fumaría, o masticaría o correría con chicas que hacen Había algunas otras cosas que definían a la iglesia cristiana “correcta” o “buena” – los cristianos verdaderamente buenos vinieron el domingo durante la noche, además, y otra vez el miércoles -sean patrióticos, saluden la bandera y no engañen al Tío Sam, y, desde luego, paguen sus diezmos y ofrendas. Si no lo hicieras… bueno… no irías al infierno, pero olerías como si hubieras estado ahí. En este momento, no obstante, sé que, como Deepak Chopra ha dicho una vez, sus “creencias son un encubrimiento de la inseguridad”. Sólo crees en las cosas de las que no estás seguro.” La fe, por otro lado, es la aptitud de vivir en la ambigüedad; o, de caminar con seguridad frente la indecisión. Es vivir con un sentido de adentro de seguridad, sabiendo que, como nada podría sorprender a lo Divino, se puede vivir sin miedo, sin estrés, preocupación o ansiedad. Además puedes vivir sin religión. Que ser un individuo de fe tiene muy poco que ver con lo que crees y bastante que ver con cómo vives. Ser un individuo de fe es no sólo para creer en Dios o en Jesús, o inclusive para entender bastante de Dios. Es, en cambio, comprender a Dios por ti mismo, como tú mismo, y caminar en el gozo de su presencia inefable.como un erudito educado, teólogo y jefe espiritual, yo sabía bastante de Dios. Podría debatir y debatir con alguno sobre lo que suponía. Pero, en relación a esas creencias que hacen alguna distingue real en mi vida… bueno… no puedo mencionar que esas creencias hicieron ninguna distingue. No puedes debatir la existencia de Dios en tu vida. Aferrarse a un grupo de creencias, por muy correctas que sean, no va a cambiar el corazón humano. Jesús Sai

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *