San Miguel de Arcangel

Lo que usted no quiere saber acerca de Dios!

De la Biblia, aprendemos toda clase de cosas sobre Dios. Lo que no entendemos de Dios, no obstante, son cosas como: ¿qué hace los domingos por la tarde? Ya que somos conformados a su semejanza, a Él le tienen que gustar las mismas cosas que a nosotros. ¿Eso no posee sentido? Por eso, ¡Le tienen que gustar los partidos de fútbol! ¡Vamos Packers! Pero, ¿qué pasaría si Dios fuera una Ella; entonces, ¿qué haría los domingos? Esto es un inconveniente, porque lo que Dios hace los domingos es primordial. Entendemos que Ella descansó luego de seis días de hacer todas estas cosas, y entonces poseemos domingos libres (¡Gracias a Dios!) pero ¿qué logró Ella, o Él logró en su día libre? ¿Y por qué Dios requiere reposar? Siendo ese la situacion (¡que Dios es semejante a nosotros), Ella podría requerir algo más que algo de descanso! Entre otras cosas, Ella podría requerir a un amigo para ver partidos de fútbol con! Claro, todos somos amigos de Dios, por eso Ella tiene bastantes de nuestros tipos de amigos, pero Dios podría requerir a alguien más en Su nivel; ya conoces, alguien un algo más desafiante que nosotros, sencillos fatales. Quizás alguien que dialogue su idioma. Me hago una pregunta qué idioma habla Dios. . . . ¿Como Dios? Quiero decir, ¿cómo lo entendieron los profetas, que no hablaban de Dios? Sospecho que Él puede traducir místicamente Sus expresiones en la cabeza de alguno, pero aún me hago una pregunta cuál es Su lengua materna. ¿Silencio a lo mejor? Quizás no; se ve bastante ocupado para almacenar silencio. Por qué sigue tan ocupado es otra pregunta, cuando podría sencillamente relajarse y retirarse, (luego de hacernos santos y venir a saludar en persona!) ¡Quizás Dios se aburrió un domingo y nos desarrolló para su propia diversión! Si ese es la situacion, entonces yo, como Dios, además debería divertirme. Pero no lo soy. Claro, hay tiempos contentos en esta tierra, pero parecen estar muy bien equilibrados con tiempos terribles, como unos pocos minutos antes de que yo muera! Es como un partido de fútbol en el que algunas veces ganamos y perdemos. ¡Alguien siempre debe perder! ¿Por qué no tenemos la posibilidad de ser triunfadores en todo momento? ¡Dios lo es! No posee inconvenientes que yo sepa. Quizás si yo estuviera ahí arriba con Ella, descubriría que Dios tiene inconvenientes (es solitario en la cima, dicen), pero desde mi visión aquí abajo, ¿de qué podría preocuparse Dios? Bueno, de todos modos, tiene bastantes hijos. ¿Puedes imaginarte a mil millones de jovenes frustrados corriendo por ahí? Y los mayores tampoco son un picnic. En este momento que lo pienso, Dios tiene bastantes inconvenientes, y posiblemente se descubrió a sí misma un día y tomo la decisión de enviar a su Hijo más relevante para enderezarnos a todos. Pero no puedo mencionar que las cosas cambiaron bastante en dos mil años, y me hago una pregunta si Dios además lo ha notado. ¡Quizás es hora de enviar al hijo más relevante de nuevo! Y esto es lo que no tienes ganas de saber sobre Dios; que Ella tiene planeado enviarlo de vuelta, pero no hasta que esté seguro, luego de que hayamos hecho estallar todo lo que hay que llevar a cabo estallar, y nos hayamos quedado sin bombas. Ahí es cuando Él viene. O a lo mejor Ella va a venir esta vez! ¡Eso sería una novela! Biografía del autor: E. Raymond Rock de Fort Myers, Florida es cofundador y instructor primordial del Southwest Florida Insight Center, www.SouthwestFloridaInsightCenter.com Sus veintiocho años de vivencia en meditación lo llevaron por medio de 4 continentes, introduciendo dos escalas en Tailandia donde practicó en los remotos bosques del noreste como monje budista ordenado Theravada. Su libro, Un Año a la Ilustración (Career Press/New Page Books) en este momento se encuentra utilizable en las primordiales librerías y minoristas online. Visite www.AYearToEnlightenment.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *