San Miguel de Arcangel

LA FILOSOFÍA Y LOS ASPECTOS SOCIALES DE LOS DERECHOS HUMANOS-Parte 2

El buen accionar y las acciones piadosas tienen varios puntos. Uno es el que se ejecuta con humanos y otras criaturas. El otro es con relación al uso correcto y sano de elementos materiales. Es requisito detallar un contacto saludable con las criaturas y llevar a cabo hincapié en la utilización correspondiente de los elementos, sólo entonces nuestra vida popular y profesional puede lograr una enorme estatura. Este es el aspecto de la compromiso del hombre. Este desarrollo es llamado variadamente como buen accionar, etiqueta, especialidad, etc. y es en relación con cómo nos comportamos con esos a quienes entramos en contacto todos los días. Si se ignora esto, el hombre se comporta como una bestia humana y, entonces, en cada paso de su historia se enfrenta a la oposición, la caída y el caos. Cada acción tiene una oposición igual y opuesta. Si tiras un pedazo de piedra en el agua, las gotas de agua te devuelven el agua. O si es el mar, las olas terminantemente surgirán de él. El mal accionar con los otros crea irritación para ellos y es una forma segura de insultarlos y herirlos. Entonces, por descontento se oponen a ti y buscan venganza. Además, el accionar de los caballeros es anhelado y aprobado por todos. La multitud experimenta alegría y consuelo como resultado. Entonces, cooperan con ustedes y les devuelven su buen accionar con amor desinteresado por ustedes. El buen accionar hace eco con apariencia de alegría y paz para el hacedor de buenas acciones. La caballerosidad es aquella bóveda sin limites que cuando se proporciona a otros es devuelta por estos últimos adjuntado con un interés apuesto. Desde luego, aquí y allá se vieron extrañas excepciones sin lugar a dudas alguna. Los sabios piensan que esos que han impregnado intensamente la especialidad, la caballerosidad y el accionar piadoso en sus vidas profesionales/sociales, alcanzan esa llave secreta que abre de par en par las puertas de la prosperidad material y espiritual. La imbricación de lo sagrado elimina el accionar demoníaco que es como un hacha que corta la pierna misma del que lo está blandiendo. De esta forma tenemos la posibilidad de vencer la oposición, la pelea y la pobreza en nuestras vidas. Es compromiso de cada sujeto de todo el mundo pensante profundo procurar que su accionar con los otros sea sano y ético y que sus acciones rebosen con la fragancia de los valores humanos y espirituales. Siempre debemos recordarlo y transformarlo en una sección integral de nuestra alma. Además, debe ser nutrido y alimentado actuando verdaderamente sanamente sobre una base día tras día. Desde varios ángulos es imperativo que los elementos materiales sean usados de forma sana, correcta y correcta. Los elementos encontrados en este cosmos son la riqueza de todos los seres de todo el mundo. Los seres infinitos son alimentados y nutridos por ellos. Se utiliza cuando menos se necesita o se acumula o se utiliza de una forma bombástica y arrogante, el resultado evidente va a ser que aquellas criaturas que más lo requieren tienen que presenciar una falta. Si un cierto número de personas desperdician productos alimenticios producidos, varios en este planeta morirán de hambre innecesariamente. El hombre trabaja duro día tras días para ganar riqueza y con su asistencia adquisición comida para soporte. Entonces, si adquisición más comida de la necesaria entender que su trabajo duro fué en vano. El no significa sencillamente desperdicio porque además significa mal manejo del uso o total desidia hacia él o no mantenerlos apropiadamente. Si este es la situacion, los elementos perecen bastante antes de su fecha de caducidad y, del mismo modo que las patologías, no puede mostrar su herramienta de manera impecable. Llorando en voz alta, insultando a otros y recibiendo lluvias de insultos que prueban ser calamitosos para esos que los consumen o los usan. Los causantes de este lamentable estado de cosas invitan a la blasfemia para sí mismos y para esos que están en sintonía con ellos. Se convierten en imágenes de vergüenza absoluta en la sociedad. Esto se origina por que la energía y el intelecto requeridos en la producción de materiales van en vano cuando los elementos mueren prematuramente. Sabiendo estas nefastas secuelas, es requisito que la hora obstruya el despilfarro y el de los materiales. En vez de ello, se debería llevar a cabo hincapié en la utilización correcta de los elementos sin malgastarlos o dañarlos. El cuerpo del hombre aloja una medida limitada

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *