San Miguel de Arcangel

Estudio de Historia de Alcohólicos Anónimos con Fundaciones” aprobadas por la Conferencia

A. A. Estudios de Historia con Fundaciones “aprobadas por la Conferencia” Dick B. © 2012 Anónimo. Todos los derechos reservados El inconveniente con una satisfacción clara El miedo a la satisfacción comunmente ha reinado en las mentes de esos que comprenden la consideración de su rehabilitación del estudio, el estudio y la aplicación de las técnicas enormemente eficaces de la temprana Sociedad de A. A. Constantemente, alguien ha citado un fragmento de literatura, sólo para escuchar a alguien decir que está contraindicado porque no es “A. A. Además cuando un grupo o una actividad social ha escogido estudiar el Libro Grande y la Biblia-algo que los primeros integrantes de AA hicieron a lo largo de años. O cuando algún grupo fué excluido de los horarios de las reuniones de A. A. porque eligió ver, leer y debatir algún libro de A. A. muy frecuentemente utilizado al inicio, como “El Sermón de la Montaña”, o “La Cosa Más Grande del Mundo”, o el devocional períodico del “Salón Superior”. ¿El inconveniente? El miedo reinó. “Fe” falló. Y prevaleció la censura. Esto en detrimento de la soberanía del grupo. En detrimento de la independencia de expresión. Y al mérito de las creencias autocráticas de unos pocos. Hay una satisfacción. Esa satisfacción es arrimarse a los estudios de historia, a los materiales históricos y a la lectura de toda clase de literatura con independencia sin dificultades. La respuesta está a los pies de esos que no desean ser reprimidos en su búsqueda de la sobriedad en A. A. Esos que no desean que alguien de solo una persuasión religiosa o sin ninguna creencia religiosa les diga que no tienen la posibilidad de estudiar lo que eligen, creer lo que eligen y debatir lo que eligen. La satisfacción es audazmente llamar a un hecho un hecho un hecho. Indicar hechos para apoyar la acción. Y empezar el enfoque con la literatura “aprobada por la Conferencia” de A. A. Una fácil ilustración de la satisfacción Algún persona en A. A.; algún orador en A. A.; algún actividad social en A. A.; algún grupo en A. A.; y algún charla en A. A. puede nombrarse a sí misma “Reunión de Estudio de Historia de A. A. aprobada por la Conferencia” y estar libre de los esfuerzos restrictivos de algún servidor, gerente, oficina o gerente de A. A. intrusivos. Dicho estudio puede empezar citando, utilizando, y apoyándose en la literatura “aprobada por la charla” elemental.como ejemplos de tal literatura aprobada por la charla fundacional: (1) Alcohólicos Anónimos, 4ta ed., 2001 es leída, puede ser leída, y reposa en todas las reuniones. Dice: (a)”El hecho espectacular para todos nosotros es que hemos descubierto una satisfacción habitual. Poseemos una salida donde tenemos la posibilidad de estar completamente en concordancia y donde tenemos la posibilidad de formar parte en una acción fraterna y armoniosa. Esta es la enorme novedad que este libro trae a los que sufren de alcoholismo “p. 17. (b)”Hay una satisfacción. . . . El hecho central de nuestras vidas hoy es la absoluta seguridad de que nuestro Constructor ha entrado en nuestros corazones y vive de una forma que es realmente milagrosa. Él empezó a hacer para nosotros aquellas cosas que jamás tendríamos la posibilidad de llevar a cabo por nosotros “p. 25. (c)”Pensamos que no nos preocupa con qué órganos religiosos nuestros integrantes se identifican como individuos. Este debe ser un asunto completamente personal que cada uno escoge por su cuenta a la luz de las asociaciones pasadas, o de su selección de hoy. (d)”¿Qué es esto sino un milagro de curación? . . . . Humildemente se recomendó a su Hacedor y entonces lo supo. Todavía de esta forma, Dios nos ha restaurado a todos a nuestras mentes derechas “p. 57. (2) Los Co-Fundadores de Alcohólicos Anónimos: Bocetos biográficos Sus últimas charlas destacables son publicadas por Alcoholics Anonymous World Services, Inc.como Pamphlet P. 53. Está utilizable para algún oficina, grupo o actividad social de A. A. que quiera ofrecerla a los integrantes y recién llegados. Dice: (a)”En los primeros días de A. A. . . nuestras historias no equivalían a nada de lo que comentar. Cuando empezamos con Bill D., tampoco teníamos 12 Pasos; tampoco teníamos Tradiciones “p. 13. (b)”Pero estábamos convencidos de que la respuesta a nuestros inconvenientes se encontraba en el Buen Libro. Para muchos de nosotros los más viejos, las partes que podemos encontrar completamente fundamentales

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *