San Miguel de Arcangel

El mar de Galilea – Un importante centro social hace 2000 años

El Mar de Galilea está ubicado en la región noreste de Israel, en el valle del río Jordán, y es alimentado por el río Jordán. Además se conoce como el Lago de Gennesaret, el Mar de Chinneroth, el Lago Kineret y el Mar de Tiberíades. Practicamente, es un lago más que un mar. No obstante, a las siete millas de ancho y trece millas de extenso, era esperable que bastante gente le dieran el nombre de mar, en vez de lago. El Mar de Galilea habría sido un espacio muy habitual cerca del tiempo que Jesús vivió. Era parte de la vieja Via Maris, que unía Egipto con otros territorios del norte. Entre las localidades circundantes estaban Betsaida, Magdala, Tiberíades y Cafarnaúm. Había varios asentamientos cerca del lago, y muchas personas viviendo a sus orillas. Muchas rutas además condujeron a la región y habría habido muchas personas que pasaría por ella. En tanto que no había puertos naturales, la multitud que vivía ahí construyó sus propios puertos. Quince de ellos fueron descubiertos por arqueólogos y posiblemente haya varios más. La creación de muchos puertos construidos por el hombre muestra la consideración del lago para la región. El puerto de Capernaum se encontraba a 800 metros durante la costa. Además había un próspero negocio pesquero. Josefo (un escritor judío que escribió sobre los judíos y su crónica poco luego de que Jesús vivió) reportó sobre 230 barcos de pesca que trabajaban en el lago. En 1986, uno de estos barcos de pesca fue encontrado por arqueólogos, que lo llamaron el barco de Jesús. El pescado era una fuente considerable de soporte para la gente que habitaban los alrededores. Hay 35 especies de peces encontradas en el Mar de Galilea. Pero los tres tipos primordiales nombrados en el Nuevo Testamento son las sardinas, los peces musht (ahora frecuentemente llamados peces de San Pedro) y el bagre. Bastante del ministerio de Jesús se llevaba a cabo cerca del Mar de Galilea. Es aquí donde reclutó a 4 de sus apóstoles. Simón Pedro, Andrés, Juan y Santiago fueron varios de los varios pescadores que trabajaban en el Mar de Galilea en ese tiempo. Estaban haciendo un trabajo su trabajo cuando Jesús se acercó a ellos y los transformó en “pescadores de hombres”. Varios de los milagros bien populares completados por Jesús además sucedieron cerca del Mar de Galilea. Esto tiene dentro la tranquilidad de la tormenta, donde Jesús dormía en un bote cuando una tormenta subió, asustando a los discípulos. Jesús despertó y calmó el mar con una palabra. Tales tormentas son recurrentes en el Mar de Galilea, donde el aire cálido de las montañas choca con el aire fresco del lago.comunmente son tormentas muy enormes que tienen la posibilidad de poner en riesgo la vida de algún persona en las aguas del lago. Otro milagro que sucedió en el Mar de Galilea fue Jesús caminando sobre el agua. La nutrición de las multitudes con los panes y peces (probablemente dos de las sardinas del Mar de Galilea) además se estima que sucedió en la región. La consideración del Mar de Galilea como centro comercial puede que no sea tan enorme como antes, pero ha conseguido una exclusiva consideración como lugar de peregrinación para los cristianos. Varios cristianos (y otros visitantes apasionados en la historia del lago) acuden al Mar de Galilea para presenciar de primera mano los sitios que tan comunmente se hablan de en el Nuevo Testamento. Biografía del autor: Carl Michaelis, el creador de la novela Historia de Jesús de Nazaret, vivió la mayoría de su historia adulta en Israel. Carl es de origen alemán y estudió sociología e historia en universidades alemanas e israelíes, mientras construyó y dirigió un exitoso negocio comercial a lo largo de numerosas décadas. Carl Michaelis muestra con orgullo su primera novela a inicios de los 50 años. Argumentandose en su vivencia y comprensión del estilo de vida judío, proporciona al lector una perspectiva exclusiva de la vida de la primera red social cristiana. storyofjesusofnazareth.com DIFUNDE LA PALABRA-

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *