50 años de la muerte de Juan XXIII

Por Telmo el Lunes, 3 junio 2013
En la Categoría: Santo Padre/Santa Sede, Santos y beatos

 

Ciudad del Vaticano, 3 junio 2013 (VIS).- El 3 de junio de 1963 moría Angelo Giuseppe Roncalli, popularmente conocido como el Papa Bueno, tras cinco años de un pontificado que dejó huella con reformas históricas en la Iglesia.

El que parecía un pontífice de transición, elegido tras tres días de cónclave, “supo rejuvenecer a la Iglesia y retomar el diálogo con el mundo moderno con una confianza afectuosa”, según lo describió Juan Pablo II cuando en septiembre de 2000 lo declaró beato.

Aunque Juan XXIII no pudo llegar a ver muchos de los frutos de los cambios propuestos por él, estos crearon una gran trasformación de época en la Iglesia católica. Fue un Papa que lucho por traer la paz al mundo como demostró en su encíclica “Pacem in Terris” (Paz en la Tierra) de 1963; que revolucionó convocando el Concilio Vaticano II, modernizando y adecuando la institución a su tiempo y que reformó la misa que pasó a celebrarse en el idioma local en vez de en latín.

En cinco años marcó huella con un pontificado que no pasó desapercibido y que aun hoy, como dijo él en su día después de medio siglo, sigue abriendo “las puertas y ventanas para que entre el aire fresco”, cosa que actualmente se ha comentado mucho tras la elección del cardenal Bergoglio al que la prensa internacional ha calificado como el nuevo Roncalli.

Papa Francisco recibirá hoy, en la basílica de San Pedro, a dos mil peregrinos provenientes de Bérgamo, Italia, para recordar al Beato Juan XXIII que supo ganarse el aprecio y el cariño de los fieles gracias a su carácter bondadoso, cordial y sencillo.

Los comentarios están cerrados.